miércoles, 24 de octubre de 2012

Rafael Asca, el arquero que nació campeón




Por Ernesto Moreno


Cuando hablamos de Rafael Asca Palomino, hoy 24 de octubre de 2012 de onomástico al cumplir 88 años de vida, sin duda alguna nos estamos refiriendo a uno de los mejores porteros peruanos de la historia. Recordemos que a mediados del siglo pasado en nuestro país nació la famosa frase: “Perú, tierra de arqueros”. Y no era para menos. Por aquellas épocas _hablamos entre las décadas del 30’ al 50’_ eximias figuras del pórtico peruano hicieron honor a la célebre frase. Algunos tapando en el Perú; otros, por su nivel superlativo, en el extranjero. Si Alianza Lima de La Victoria tuvo a Juan ‘Mago’ Valdivieso, Universitario de Deportes de Breña a Juan ‘Chueco’ Honores y Wálter ‘Gulliver’ Ormeño y el sólido norte a José Soriano ‘el Caballero del deporte’, el club Sporting Cristal del Rímac _uno de los tres grandes del futbol peruano_ no se quedó atrás.

Los rimenses tuvieron en Rafael Asca ‘el arquero que nació campeón’ a uno de sus más grandes embajadores del arco peruano. Muchos que vieron sus espectaculares tapadas decían que por sus reflejos cuando se suspendía en el aire para atrapar el balón parecía un gato volador pese a su elevada estatura. Y la verdad razones no les faltan. Don Rafael, con un físico privilegiado, poseía unas notables condiciones futbolísticas que nada le hicieron envidiar a los más altos exponentes del arco peruano de esa primera mitad del siglo XX. Tenía un gran don de ubicación bajo los 3 maderos, además de un buen saque. Se le recuerda mucho las descolgadas a una mano que hizo famosa por aquellos tiempos. Pero su mayor virtud fueron sus felinas atajadas para evitar la caída de su valla.
Se inició en el fútbol con el Sport Boys del Callao en 1945. Luego pasaría a las filas del Sporting Tabaco del Rímac en 1952. Junto con Alfredo Cavero, Alberto del Solar y Faustino Delgado, columna vertebral del equipo campeón de 1956, vivieron la fusión del Sporting Tabaco con el Sporting Cristal Backus. Con sus atajadas fue pieza clave en la consecución del primer título de Sporting Cristal que se le ganó con justicia al Alianza Lima. Nuevamente saldría campeón con los celestes en 1961 en el ocaso de su carrera.


Rafael Asca fue el primer portero celeste, campeón en 1956 (Foto: clubsportingcristal.pe)

 
Rafael Asca bajo el arco rimense tuvo durante el verano de 1960 quizás una de sus mejores actuaciones, reconocida por la prensa de la época. Fue con ocasión de las tradicionales temporadas internacionales de fútbol que se jugaban en el antiguo Estadio Nacional de Lima. Aquella vez nos visitaron los mejores equipos brasileros y sus estrellas del momento _muchas de ellas campeones mundiales de Suecia 1958_ algo impensado en estas épocas. Grandes clubes como Botafogo de Garrincha, Zagallo y Vavá, Palmeiras de Djalma Santos, Vasco da Gama de Hideraldo Bellini, Orlando de Carvalho y Moacir Barbosa, histórico del arco brasileño, y el no menos reconocido Santos F.C. de Pelé, Zito y Pepe engalanaron Lima en menos de un mes.

Los bajopontinos del Rímac, que contaron con el refuerzo del mundialista uruguayo Óscar ‘Cotorra’ Míguez _célebre delantero charrúa protagonista del 'Maracanazo' de 1950_ y aguardaban el arribo del argentino Carlos Peucelle para la dirección técnica _ex integrante y gestoor de la 'Máquina' de River de los 40'_terminaron invictos en sus enfrentamientos, hecho que no pudieron repetir los ‘compadres’  blanquiazules y cremas que también jugaron cotra los brasileros sucumbiendo ante ellos. Se empató 1-1 con Palmeiras, se derrotó con categoría 3-0 a Vasco de Gama, se empató 3-3 al poderoso Santos de Pelé y finalmente  se igualó 1-1 con el Botafogo del mítico Garrincha. Asca terminó como la figura muchos de estos partidos, luciéndose en el arco celeste con tapadas increíbles.
Con la selección Asca fue titular indiscutible y casi al final de su carrera nombrado capitán por su ejemplar e intachable trayectoria. Participó en muchos sudamericanos de futbol, hoy Copa América, pero donde adquirió notoriedad fue en el disputado en Argentina en 1959, donde por sus grandes actuaciones fue considerado como el mejor portero del torneo. Muchos entendidos sostienen que por la gran calidad técnica individual de aquella selección conformada por Asca, ‘Toto’ Terry, ‘Huaqui’ Gómez-Sánchez, Juan Joya, Miguel ‘Maestrito’ Loayza, Juan ‘Loco’ Seminario y Víctor ‘Conejo’ Benítez, entre otros, se trató de las mejores de todos los tiempos solo comparable con los mundialistas de México 1970 y España 1982. No era para menos. En aquel torneo si bien Perú no resultó campeón le hizo dignísimos partidos a las potencias sudamericanas de entonces como Brasil y Uruguay.

Una de los grandes jornadas de Asca con la blanquirroja fue la del partido que se jugó ante Brasil en 1957 en el mítico Estadio de Maracaná por las eliminatorias al Mundial de Suecia 1958 ante más de 120 mil personas. Aquella espectacular jornada para el portero, Perú lamentablemente perdió su clasificación aunque con mucha honra al caer por 1-0 con gol de Didí, quien inventó la 'folha seca' con aquel tiro libre seco y esquinado que lamentablemente Asca no pudo contener. "Me confié y me quedé parado, pensé que se iba al 'out' pero la pelota dio un efecto caprichoso y se metió", dijo ante la pregunta del entrenador húngaro Jorge Orth sobre la fatal jugada. No obstante ello, en un gran gesto del público brasilero Don Rafael terminaría siendo ovacionado por la 'torcida' que reconoció así su gran actuación aquella noche en la que ahogó innumerables veces los gritos de gol de Brasil. Didí al final del partido fue a felicitarlo y le regaló su camiseta.
Otro de los partidos más recordados de Rafael Asca con la selección fue aquel memorable triunfo histórico por 4-1 sobre la Inglaterra de Bobby Charlton, el mejor futbolista inglés de la historia. El match se realizó en el Estadio Nacional en mayo de 1959. Rafael Asca, a la sazón capitán de la rojiblanca, con espectaculares intervenciones negó varias veces el gol a los ingleses. Quedó en la historia aquella imagen donde se le ve recibiendo el trofeo “Comité Nacional del Deporte” puesto en juego en dicho amistoso. Al término del encuentro, Rafael Asca emocionado se enfundó en abrazos con sus compañeros y dio la acostumbrada vuelta olímpica ante un repleto estadio de 55 mil eufóricos hinchas peruanos que celebraban este épico triunfo.
Feliz cumpleaños Rafael Asca, primer ídolo celeste!

Su mayor virtud fueron sus felinas atajadas para evitar la caída de su valla (Foto: "La Prensa", mayo de 1959)



Rafael Asca, capitán de la rojiblanca, recibiendo el trofeo “Comité Nacional del Deporte” por el memorable triunfo histórico de 4-1 sobre la Inglaterra de Bobby Charlton (Foto: "La Prensa", mayo de 1959)











miércoles, 30 de mayo de 2012

Las temporadas internacionales de futbol en el antiguo Estadio Nacional


(La Prensa viernes 09 de enero de 1970) 

Las temporadas internacionales en el antiguo Estadio Nacional. El Estrella Roja de Belgrado de gira en Lima por tercera vez en 1970.


Por Ernesto Moreno Ampuero

En la historia del futbol peruano durante gran tiempo se hicieron tradición las famosas temporadas internacionales en el antiguo Estadio Nacional de Lima. En ellas, los principales cuadros de la capital, llámese Sporting Cristal, Universitario, Alianza Lima o Deportivo Municipal, se enfrentaban en torneos cortos a los diversos representativos mundiales que llegaban a nuestro país gracias a sus giras futbolísticas por Sudamérica.

Así, desde mediados del siglo pasado y hasta aproximadamente fines de la década de los 80’, no fue extraño ver a grandes equipos y jugadores sudamericanos como europeos en grandes encuentros en nuestro primer escenario deportivo. Notables futbolistas como Pelé, Garrincha, Didí, Amarildo, Mario Zagallo, Quarentinha, Nilton y Djalma Santos, Adolfo Pedernera, Oscar Míguez, Franz Beckenbauer, Eusebio, Gerd Müller, Lev Yashín, entre otros, desfilaron por el Perú mostrando lo mejor de su futbol. A inicios del año 60’, por ejemplo, grandes clubes del futbol sudamericano como Palmeiras, Vasco da Gama, Santos, Botafogo, Boca Juniors y River Plate jugaron en Lima en el lapso de un mes! Los aficionados limeños emocionados por las gratas visitas de las estrellas del futbol mundial de la época acudían en masa para ver los partidos que sostenían ante los clubes peruanos.

Tampoco fue insólito presenciar giras de equipos europeos como el Zaragoza y Barcelona de España, el Nápoli de Italia, el Colonia y  Bayer Münich de Alemania, el Dínamo de Zagreb, el Spartak Trnava de la ex Checoslovaquia, el Benfica de Portugal o el Dínamo de Moscú. Una de ellas fue la del Estrella Roja de Belgrado, el más grande equipo de la extinta Yugoslavia.

La década del 60’ fue una de las más gloriosas para el futbol yugoslavo pues dos veces llegó a la final de la Eurocopa. En 1960 alcanzó la medalla de oro en las Olimpiadas de Roma y en 1962 fue semifinalista del Mundial de Chile. El poderoso equipo europeo, reconocido como el club más exitoso de la ex Yugoslavia, nos visitó por tercera vez en enero de 1970 como parte del tour que los balcánicos tuvieron por esta parte del continente. Anteriormente lo habían hecho en dos ocasiones. Este equipo es el más tradicional de lo que actualmente conocemos por Serbia. También el más exitoso pues ha conquistado 25 campeonatos de su liga local. La más grande hazaña de su historia fue el titulo de la Liga de Campeones de Europa y la Copa Intercontinental, ambos logros obtenidos en 1991.

Aquella tercera visita del Estrella Roja a nuestro país contó nuevamente con la presencia de Dragan Džajic, uno de los más importantes jugadores del club balcánico y de la historia del futbol yugoslavo. Se trató de un formidable jugador, capitán de su selección, que contaba con unas condiciones futbolísticas notables, las que el mismo Pelé reconoció en su momento: "Džajic es el milagro de los Balcanes, un verdadero mago. Lamento que no sea brasileño porque nunca he visto un futbolista parecido". Este destacado futbolista que jugaba de atacante por los extremos fue considerado el tercer mejor jugador europeo en 1968 por la excelente participación que cumplió con su país en la Eurocopa de ese año.

Los yugoslavos llegaron a Lima los primeros días de 1970 y pactaron dos partidos amistosos, uno ante Universitario de Deportes y otro ante Deportivo Municipal. Para los peruanos este encuentro sirvió de preparación para su participación en la Copa Libertadores de ese año. Aunque también era visto como una  revancha pues el año anterior habían sido goleados estrepitosamente por 7-2 ante este mismo equipo europeo. Los cremas, a la sazón flamantes campeones de 1969, tuvieron que afrontar el amistoso con bajas pues algunos de sus titulares entrenaban con la preselección de Didí de cara al mundial mexicano de ese año. Así, por el lado peruano destacaban el defensa Héctor Chumpitaz, Nicolás ‘el Cordovés’ Fuentes, José Fernández, el volante Roberto Chale y el delantero Héctor ‘el Loco’ Bailetti. Asomaba la juvenil figura de Percy ‘el Trucha’ Rojas.

El cuadro de Belgrado, bicampeón de su liga por entonces, no solo presentaba como  máxima figura al ‘mago’ Džajic _ apelativo dado por la prensa a debido a su gran talento con el balón_ sino también a grandes jugadores de la ex Yugoslavia como Jovan Acimovic, Zivorad Jecvtic, Vojin Lazarevic y el portero Ratomir Dojnovic.

El partido se jugó la noche del jueves 8 de enero en el antiguo Estadio Nacional. A nuestro primer escenario deportivo concurrió gran cantidad de público debido a las expectativas que generó la prensa deportiva. El aficionado peruano mostró interés por ver en acción nuevamente a Džajic y al poderoso cuadro yugoslavo ante los peruanos. El match se inició a las 9:30pm y lo dirigió el recordado árbitro peruano Enrique Labó.

Los europeos aprovecharon el desconcierto inicial de la zaga local para ponerse en ventaja a los 16’ min. por obra de Lazarevic, quien de potente cabezazo puso el 0-1. El arranque no fue bueno para los peruanos que se vieron superados rápidamente por el efectivo y potente juego físico de los yugoslavos. El ‘mago’ Džajic se mostró imparable y no podía ser controlado por los peruanos gracias a sus típicas jugadas en ataque. Los espectadores pensaban lo peor y que se repetiría la sonada goleada pasada, aún fresca en sus memorias. Sin embargo, pasado el mal rato de la defensa con sus constantes errores, los cremas se supieron reponer y empataron el partido a los 33’ min. mediante un tiro libre ejecutado por Chumpitaz luego de una discutida falta. La alegría de los peruanos se alargaría pues casi al finalizar la primera etapa nuevamente Chumpitaz ponía el marcador 2-1. El ‘granítico’ a los 44’ min. anotaba su segundo gol esta vez de penal tras falta de Rajkovich sobre Bailetti cuando éste se encontraba solo frente al arco a punto de marcar.

En el segundo tiempo se produjo el tercer y tranquilizante gol de los peruanos. A los 13’ min. el delantero Enrique Cassaretto aprovechó una pelotera en el área yugoslava para sentenciar el partido 3-1. Las claves de la victoria estuvieron en no jugarle de igual a igual a los europeos que por despliegue físico superaban a los peruanos sino en base a individualidades, habilidad y toque corto frente al juego largo yugoslavo.

La tercera visita de los europeos se cerraría dos días después en el mismo Estadio Nacional con un contundente triunfo ante el Deportivo Municipal pese a que se contó con los refuerzos de Próspero Merino, hábil puntero derecho y Eduardo Schabauer, ambos atacantes provenientes del Juan Aurich. El partido se jugó la noche del sábado 10 de enero ante más de diez mil espectadores y lo dirigió Alberto Tejada (padre). El Estrella Roja con un discreto partido se despidió del Perú derrotando por 2-0 al carismático equipo de Municipal que contó entre sus filas con el joven Hugo Sotil, Orlando Guzmán 'el motorcito' y Nemesio Mosquera entre otros. Los goles para el cuadro yugoslavo los marcó Lazarevic en dos ocasiones. El 1-0 lo marcó de cabeza a los 18' min. del primer tiempo. El 2-0  a los 26' min. tras aprovechar un rebote de la defensa edil.


Alineaciones: universitario 3-1 Estrella Roja



A los 33' min. del PT Chumpitaz de tiro libre pone el 1-1

Chumpitaz anotó dos goles       Dojnovic arquero del Estrella Roja


sábado, 12 de mayo de 2012

Los inauguración del Estadio Monumental de la UNMSM en 1951

La Crónica, domingo 13 de mayo de 1951


Desfilaron numerosas delegaciones de las escuelas superiores y militares

Calificado en su momento como una magna obra de adelanto urbanístico y deportivo, el Estadio Monumental de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, o simplemente Estadio Universitario, fue inaugurado por el presidente Manuel A. Odría un domingo 13 de mayo de 1951 en medio de la algarabía y júbilo del público asistente con motivo de las celebraciones por el cuarto centenario de fundación de la universidad «Decana de América».

Los estadios en Lima a mediados del s. XX

De acuerdo con el historiador Juan Luis Orrego, hasta iniciada la década del 50’ del pasado siglo, la ciudad de Lima solo albergaba dos estadios de cierto renombre: el viejo Stadium Nacional _de madera y en remodelación para el Sudamericano de 1953_ y el pequeño Estadio del Círcolo Sportivo Italiano _llamado anteriormente Víctor Manuel III_ por lo que la edificación de este estadio adquirió un trascendente significado en la vida deportiva del país. La realización de esta imponente obra está enmarcada dentro del «boom» arquitectónico que experimentaba la capital en aquel entonces. Así, la «fiebre» de construcciones que se dio durante el Ochenio (como los grandes ministerios, las Unidades Vecinales, las Grandes Unidades Escolares) eran clara muestra de la serie de cambios que atravesaba el Perú. Estas obras evidenciaban el progreso y modernidad de la capital y tenían también como objetivo de fondo lograr identidad entre los ciudadanos para con el régimen odriísta legitimándose de esta manera su gobierno de facto.

El Estadio Monumental, el más grande del país

Al inicio, señala el historiador Jaime Pulgar-Vidal, lo construyeron para que sea el nuevo estadio Nacional, hasta que alguien en el gobierno cambió de parecer y decidieron remodelar el viejo Nacional. El estadio construido, así como el terreno circundante se lo otorgaron a la UNMSM.

Este moderno escenario, que contaba con 36 graderías de concreto y dos túneles de acceso a las canchas deportivas, inicialmente tenía como destino las actividades estudiantiles en particular pero luego tuvo mayor protagonismo al permitir el mayor desarrollo de muchas actividades deportivas en general. Fue el primero del país con mayor aforo pues se construyó para recibir a 70 mil personas superando así en capacidad al viejo Estadio Nacional. 

Los gestores de la imponente obra

Destacable fue la labor realizada por los ingenieros peruanos Francisco Sariquiey, Antonio Ordóñez y Luis Pomareda en la construcción del recinto deportivo pues milagrosamente y contra todo pronóstico estuvo terminado en 3 meses sobre los terrenos que actualmente forman la Ciudad Universitaria, en lo que se antiguamente se llamaba Chacra Ríos.

La inauguración oficial como homenaje por el IV Centenario

La ceremonia inaugural empezó a las 10 de la mañana y estuvo presidida por el entonces Ministro de Educación en representación del presidente Odría. Fue presenciada por miles de personas entre autoridades universitarias, estudiantes, delegaciones extranjeras, invitados de honor y público en general quienes a pesar del intenso calor se dieron cita en buena cantidad. Seguidamente se dio inicio a las diversas festividades que se habían programada para tal ocasión. Desfilaron por la pista atlética numerosas delegaciones de las distintas escuelas superiores y militares como el colegio militar Leoncio Prado y de algunos colegios particulares. Después de la bendición del Estadio por Monseñor Anselmo Alvareda, representante del Sumo Pontífice se dieron los discursos del Dr. Víctor Boettner, Ministro de Educación del Paraguay, y de Carl H. Johnson, director del Departamento de Educación Física. Luego se dio fin al programa con demostraciones deportivas de atletismo, gimnasia, bailes clásicos y folklore.

Esta joya arquitectónica a lo largo de sus 63 años fue testigo numerosas veces de espectáculos deportivos no exclusivamente futbolísticos pero creo que aún no ha sido usado en su real dimensión para la práctica del futbol profesional por los problemas de acceso y evacuación que tiene la gran cantidad de gente que asiste al haber sido construido en una zona céntrica, con pocas salidas a la calle.

A lo largo de la primera década del s. XXI fue usado como sede del club deportivo Universidad Nacional Mayor de San Marcos, también conocido como «Los Leones» de la UNMSM, equipo que desde el 2001 hasta el 2011 estuvo disputando el ascenso en la Segunda División de fútbol profesional, siendo muy recordada la meritoria campaña del 2006 en la que más cerca estuvo de lograrlo al luchar hasta la última fecha con el tradicional Deportivo Municipal.


Sin embargo, lo peor vino después. En la temporada 2011, el rector sanmarquino Pedro Cotillo Zegarra desconoció -y abandonó a medio campeonato- al equipo como parte integrante de la Universidad quitándoles el apoyo logístico y económico. A inicios del 2012 el club se sumió en  deudas impagas con sus jugadores y comando técnico por lo que finalmente fue inhabilitado por 10 años de toda competición deportiva profesional, mediante la Resolución Nº 073-CJ-FPF-2012, sanción impuesta por la Comisión de Justicia de la Federación Peruana de Fútbol.



Así informó "La Prensa" el  12 de mayo de 1951 sobre la inauguración del Estadio Universitario. Destacable fue la labor realizada por los ingenieros peruanos Francisco Sariquiey, Antonio Ordóñez y Luis Pomareda



Concurrida asistencia tuvo la ceremonia de inauguración con más de 20 mil personas



Desfilaron por la pista atlética numerosas delegaciones de las distintas escuelas superiores y militares como el colegio militar Leoncio Prado y algunos colegios particulares

Fuentes y Bibliografía

 Periódicos:

-          Diario “La Prensa”: mayo de 1951

-          Diario “La Crónica”: mayo de 1951

 Internet:

       -  Blog de Juan Luis Orrego: “Estadios de fútbol en Lima (1)”:

http://blog.pucp.edu.pe/item/34353/estadios-de-futbol-en-lima-1


miércoles, 28 de marzo de 2012

Feliz 4to aniversario "Historia, tradicion y futbol"

Futura portada de lo que será el primer libro recopilatorio de "Historia, tradición y Fútbol"

Hoy “Historia, tradición y futbol” está de aniversario. Esta es una breve reseña de su historia. Han pasado rápidamente cuatro años desde que un 29 de marzo del 2008 inicié el largo recorrido de expresar por este medio _novedoso para la época como lo fue o sigue siendo el blog_ las ideas que tenía acerca del futbol, mi deporte favorito, y su relación con la sociedad obviamente aprovechando el bagaje académico que me dio la carrera que terminaba de estudiar por entonces en la Facultad de Ciencias Sociales de la UNMSM: Historia. Escogí éste y no otro canal (como tal vez una revista, boletines o coloquios) por el alcance y difusión para el que lo lee.


Recuerdo que el nombre primigenio de la bitácora fue “endefensadelatradiciondeportiva” pues así sentaba mi enfoque conservador acerca del futbol. La idea se gestó a raíz de lo que consideré una injusticia. En enero del 2008 el jugador peruano Jorge Soto, gran ídolo del club Sporting Cristal (del que soy hincha desde los 5 años), había sido despedido de la institución sin importar su trayectoria luego de defender por casi 15 años. Ello me pareció incorrecto pues la mejor etapa de la historia del club rimense fue gracias a su protagonismo. Esto derivó en que el popular "Camello" Soto migre al equipo de La Victoria acabando con esto la ilusión de los hinchas de verlo terminar su carrera con la camiseta celeste en una gran despedida.


El blog a lo largo de su desarrollo ha reflejado mi madurez emocional e intelectual en cuanto a lo que pienso del futbol y su gran influencia en la vida cotidiana. La temática no se mantuvo estática. También lo pensé como un espacio donde divulgar mis trabajos como estudiante universitario. Por ello publiqué al menos 3 ó 4 artículos y ensayos que hice en la universidad. Luego lo usé para analizar la coyuntura deportiva y criticar lo que gran sector del periodismo blando no hacía: la selección peruana se hundía en el futbol sudamericano producto de la nefasta gestión de Manuel Burga, presidente de la FPF, y urgía de cambios estructurales que hasta el momento no se producen, ni se tiene intención de hacerlo.


Finalmente, el blog recaló en la investigación deportiva y reconstrucción de algunos pasajes memorables de la historia de nuestro futbol. El primer post que me animé a preparar fue la resonante victoria de Perú sobre Brasil por el Sudamericano de Futbol de 1953 llevado a cabo en Lima. ¿El motivo? A raíz del libro homenaje que el Instituto Peruano del Deporte elaboró el 2011 por la reinauguración del Estadio Nacional de Lima. En él, participé como cronista al realizar 8 artículos sobre partidos históricos jugados en nuestro primer escenario deportivo teniendo como protagonistas a grandes futbolistas del extranjero. Por esta grata experiencia redefiní totalmente la senda del blog. Agradezco en este cuarto aniversario al periodista Fernando Rossi, editor del libro en mención, por brindarme la oportunidad de colaborar en tal investigación.


Fue gracias a esta participación, que a mediados del año pasado se me abrió otra puerta: la del periodismo quizás influenciado por mi viejo, quien en la década del 60' fue locutor deportivo de varias radios. Actualmente soy columnista de la web deportiva “Portal Celeste” (www.sportingcristal.org) que me ha permitido seguir ampliando la investigación futbolística de antaño, esta vez sobre la historia del club Sporting Cristal, como también de hacer comentarios de actualidad futbolística. Por ello agradezco al escritor Alberto Benza, director del Portal, la confianza depositada en mi persona.


No puedo obviar en los agradecimientos a los amigos del diario deportivo Libero, quienes desde el año pasado gentilmente han publicado en sus ediciones diarias algunos artículos de este blog. Un gran saludo también a la Biblioteca Central "Pedro Zulen" de la UNMSM; en especial a la sección Hemeroteca (donde laboré años atrás) por darme todo el tiempo las mayores facilidades para realizar mis investigaciones en sus fondos documentales.


Como verán todos los pasajes o estadios que ha experimentado este blog (temáticamente) tallan perfectamente en su denominación actual: "Historia, tradición y futbol". Simplemente terminaré dando las gracias a los que leen mis artículos y comentan positiva o negativamente y me piden que siga publicando. Ello es sinónimo de que las cosas van por buen camino y que la finalidad se está cumpliendo. Los reconocimientos, críticas y sugerencias siempre serán bien recibidos. Pronto vendrán más artículos. Hasta pronto.


(Ernesto Moreno Ampuero, titular de "Historia, Tradicion y Futbol")

viernes, 16 de marzo de 2012

Hugo Sotil hizo delirar el Estadio Nacional en 1970: Perú 5-3 Bulgaria

(La Prensa, 24 de febrero de 1970)

A fines de la década del 60’, la selección peruana vio florecer una nueva “generación dorada” de futbolistas que reemplazó a la anterior, también notable, que conformaron Miguel Loayza, Juan Joya, Juan Seminario, Víctor Benítez, Guillermo Barbadillo, “Toto” Terry, “Huaqui” Gómez-Sánchez, entre otros. Así, nacían sus relevos, los nuevos ídolos del futbol peruano, como Teófilo Cubillas, Alberto Gallardo, Pedro Pablo “Perico” León, Hugo Sotil, Ramón Mifflin, Héctor Chumpitaz, entre los más destacados.

La emocionante clasificación de nuestra selección al mundial de México 1970 encumbró a nuestro país al primer plano futbolístico mundial. Produjo la algarabía total de miles de peruanos pues era la primera justa mundialista a la que asistíamos por mérito propio _al primer mundial de Uruguay en 1930 habíamos asistido por invitación_.

Hasta el gobierno velasquista no pudo quedarse ajeno a esta coyuntura y se sumó a las celebraciones, adquiriendo un singular protagonismo tras una fuerte campaña mediática sin precedentes. Velasco Alvarado y sus famosos balconazos multitudinarios, incluido los múltiples agasajos a los futbolistas en Palacio de gobierno, se convirtieron en frecuentes portadas de los principales diarios limeños que olvidaron, por momentos, los avances de la Reforma Agraria puesta en práctica el año anterior.

El inusitado éxtasis de la población por la merecida clasificación estuvo justificado. Se dejó fuera del mundial nada menos que a la selección argentina dirigida por Humberto Maschio y Adolfo Pedernera, en un memorable partido empatado a dos en la Bombonera, merced a los goles de “Cachito” Ramírez. Para tal hazaña la Federación Peruana de Fútbol contrató acertadamente los servicios como técnico del genial volante brasilero Waldir “Didí” Pereyra, bicampeón mundial con su selección en Suecia 1958 y Chile 1962.

El siguiente partido que narraré marcó el romance con el pueblo de uno de los más grandes futbolistas peruanos de todos los tiempos: Hugo Sotil Yerén. En una sensacional noche con la blanquirroja, el “Cholo” demostró su tremenda categoría y marcó tres goles que sirvieron para dar vuelta al marcador ante un rival europeo y hacer delirar al aficionado presente en el Nacional.

El rival

Bulgaria fue uno de los tantos países del oriente comunista europeo que llegaron a Lima para enfrentar a Perú. Casualmente bajo el gobierno militar de Velasco Alvarado _de clara tendencia socialista_ el Estrella Roja de Belgrado, el Spartak de Checoslovaquia o el Dynamo de Yugoslavia, entre otros, fueron sparring de la preselección peruana.

Pocos recuerdan que meses antes del partido ante Bulgaria, debut peruano en el mundial mexicano, hubo un antecedente directo entre ambos países. Fue en el verano de 1970 que ambas selecciones pactaron un amistoso en el Estadio Nacional con miras a la preparación mundialista de ambos.

La selección búlgara, enterada de que Perú le había tocado en su mismo grupo, llegó a Lima para medir fuerzas con su máxima estrella, el delantero Georgi Asparujov, uno de los mejores jugadores europeos de la época. El técnico de los búlgaros fue Stefan Bochkov.

Por el lado peruano, las expectativas de la prensa e hinchada estaban en ver en acción a un muchachito humilde pero de habilidad y regate bárbaro, llamado Hugo Sotil, el hijo predilecto de Ica, que con 21 años había tenido una excelente temporada con el Deportivo Municipal. Didí que al inicio de la preparación mundialista se resistió a convocarlo pese a sus grandes virtudes y picardía con el balón tuvo que ceder finalmente ante la presión del público y la prensa deportiva.

El debut de Sotil con la selección

Erróneamente sostiene wikipedia que este partido marcó el debut de Sotil con la selección pero no es así. Investigando los amistosos de Perú en su preparación al mundial de México, me encontré con uno que la preselección ganó por 1-0 a la Universidad de Chile. Se jugó en un abarrotado Estadio Nacional en octubre de 1969. Fue el primero tras la clasificación al mundial. En éste, Sotil ingresó en el segundo tiempo y dio el pase para el gol triunfal de “Perico” León. Este amistoso ante el equipo chileno sería su debut con la camiseta peruana. La prensa de la época lo reconoció así.

La revancha ante los búlgaros

El sábado previo a este lance las selecciones “B” de Perú y Bulgaria tuvieron un primer partido amistoso. La victoria fue de 3-1 para los europeos, que pusieron a cinco de sus titulares. La derrota peruana encendió la alarma de la prensa limeña.

El partido de “revancha” se jugó a las 9:30pm del martes 24 de febrero, en el primer escenario deportivo del país. El ambiente era festivo pues era el último antes de que Didí diera la nómina de los 24 convocados para el mundial. El match estuvo arbitrado por el conocido réferi austriaco Edwin Hieger. La asistencia del público limeño fue masiva para respaldar y despedir a sus jugadores.

Sin embargo, los búlgaros fueron los que tomaron la iniciativa y abren el marcador a los 18’ min. del primer tiempo por anotación de Dermenyiev al aprovechar una desconcentración de la zaga peruana. Luego se dieron algunos tibios ataques peruanos elaborados por Cubillas y Perico León pero el partido terminaría en su primera mitad sin moverse el resultado parcial de 1-0 favorable a Bulgaria. Por su parte, el gran Asparujov mostró chispazos de su talento con algunas grandes jugadas pese a las “caricias” que recibía del “doctor” Eloy Campos y “Chito” De la Torre.

En el reinicio del segundo tiempo se dio el ingreso que todos esperaban. Hugo “el Cholo” Sotil entraba por Lucho Cruzado. El público, quizás adivinando la que sería su sensacional actuación, aplaudió de pie el cambio. También entró Del Castillo por Gallardo. La delantera nacional, a partir de estas sustituciones, dio un giro radical y tuvo una gran actuación. En solo 35 minutos se dieron los 5 goles del triunfo peruano que hizo desatar la locura en el Estadio Nacional. Sotil anotó tres goles, Chale y Cubillas los restantes.

El equipo nacional mostró capacidad de reacción pues volteó el resultado luego de ir dos veces abajo en el marcador. El concierto de goles lo inició Sotil a los 10’ min., quien de remate cruzado empató el partido tras gran pase de Perico León. A los 18’ min. Chale pone adelante a Perú al vencer al golero Simeonov en gran jugada previa de Cubillas. Los peruanos se durmieron y los búlgaros reaccionaron empatando a los 23’ por intermedio de Asparujov, quien de excelente definición vence al golero Correa. Dos minutos después Marachliev, aprovechando el desconcierto de la zaga peruana, volvió a poner en ventaja a Bulgaria. Al contrario de lo que se pensó, y cuando parecía que el equipo peruano se desmoronaba, apareció la figura del gran Cholo Sotil para producir una nueva y notable reacción peruana.

En el lapso de siete minutos _entre los 36’ y 43’_ llegaron rápidamente los tres goles peruanos del triunfo. Así, en el min. 36, Del Castillo habilita magistralmente a Cubillas, quien sobre la marca de Dimitrov y Albayob de fuerte disparo empató transitoriamente el partido. A los 39’ Sotil adelanta a Perú de remate cruzado y Lima estalla en júbilo. Los gritos de “Perú, Perú, Perú…” retumbaron las cuatro tribunas de nuestro antiguo Estadio Nacional. Este emocionante partido no podía cerrarse sin otra genial pintura de Sotil. A los 43’ el “Cholo” nuevamente anota de elegante toque su tercer gol de la noche tras combinar brillantemente con Cubillas ante la mirada alocada de los zagueros búlgaros en su área que no supieron cómo pararlo.

Tras finalizar el partido el camarín peruano se convirtió una fiesta indescriptible. Los jugadores se enfundaban en abrazos y hurras por la gran muestra de futbol que dieron aquella noche. Los hinchas se iban del Nacional alegres y satisfechos por el espectáculo que habían presenciado aquella mágica noche de Hugo Sotil.

La magnífica actuación de Sotil fue elogiada hasta en Argentina. El peruano Julio Meléndez, gran defensa peruano y a la sazón estrella de Boca Juniors, señalaba que el "Cholo" iba camino a ser un crack y que brillaría rápidamente en el futbol internacional. Sus compañeros argentinos coincidían con las apreciaciones del “negro”. Y no se equivocaron pues algunos años más adelante Sotil conquistó Europa y se convirtió en ídolo del Barcelona de España, para muchos en la actualidad el mejor equipo de la historia.

Alineaciones del amistoso Peru 5-3 Bulgaria

Georgi Asparujov era el crack de los búlgaros

Orlando de la Torre, baluarte de la defensa peruana

Sotil a los 10' min. del ST inicia el rosario de goles

Chale a los 18' min. del ST pone 2-1 el partido a favor de Perú

El "Nene" Cubillas a los 36' del ST marca el 3-3 transitorio

A los 43' min. del ST Sotil anota el 5-3 definitivo, era el tercero de su cuenta personal en una inolvidable noche

El diario "El Comercio" retrató dos goles peruanos

lunes, 5 de marzo de 2012

El Zaragoza de España de gira por Lima en 1962

(La Prensa, viernes 11 de mayo de 1962)

Juan Seminario y Guillermo Delgado presentes en escándalo del Estadio Nacional

Nuestro país, a mediados del siglo pasado, fue sede de numerosas visitas de equipos extranjeros. Las diversas representaciones, del más alto nivel futbolístico, llegaban principalmente de Europa. Así, no era extraño ver, en nuestro añejo Estadio Nacional, equipos de España, Rusia, Italia, Portugal, Alemania, etc. enfrentándose a nuestra selección o equipos tradicionales de Lima.

En mayo de 1962, año en que Juan Seminario _uno de los más grandes delanteros que el futbol peruano ha dado en su historia_ fue el máximo artillero de la Liga Española su club, el Deportivo Real Zaragoza, hizo una gira por Sudamérica. Los españoles pactaron dos amistosos con la selección en Lima.

El equipo maño, que finalizó aquella temporada en la cuarta posición, también contaba entre sus filas con otro peruano, el destacado pero veterano defensa Guillermo Delgado, quien recién se había incorporado al cuadro de La Romareda. El “loco” Seminario, por entonces, era catalogado por la prensa deportiva extranjera como una de las figuras del fútbol europeo. En el torneo español marcó 25 goles y con ello se convirtió en el “pichichi” de la liga superando a notables delanteros del futbol mundial como los húngaros Puskas y Kocsis o el brasileño Evaristo.

Entre los jugadores ibéricos con más renombre de la gira sobresalían los defensas Juan Zubiaurre y Joaquín Cortizo así como el experimentado portero Antoni Ramallets, "el gato del Maracaná", ídolo del Barcelona y numerosas veces seleccionado español. Mención aparte merecen las figuras de Carlos Lapetra, interior izquierdo, y del delantero Marcelino, dos de los "Cinco Magníficos", temible ataque maño que en la década del 60' llevó al Zaragoza a uno de sus picos más altos en el futbol español tras conquistar sucesivamente Copas del Rey y la Copa de Ferias. Este equipo era dirigido por el gran delantero español César Rodríguez, otro de los ídolos máximos del club catalán, quien hacía sus pininos en la dirección técnica.

Por el lado peruano, destacaba la presencia de los veteranos Oscar Montalvo, Willy Fleming y Juan de la Vega. Asomaba la juvenil figura de Víctor “Pitín” Zegarra. El futbol peruano se encontraba en una etapa de transición pues no iría al mundial de fútbol que ese año se iba a disputar en Chile. Con muchos veteranos y sin sus principales figuras del extranjero, se había perdido dolorosamente la clasificación ante Colombia. Dirigía esta selección el polémico entrenador brasilero Jayme de Almeyda.

El Zaragoza llegaba a nuestro país luego de perder en todas sus presentaciones por Sudamérica. Sendas derrotas les habían infligido en su paso por Argentina y Chile. Pero la principal atracción de los españoles, tras su arribo, estaba en la presencia de Juan Seminario. El aficionado local, que asistió masivamente al aeropuerto para recibirlo , quería ver en acción nuevamente en Lima al gran delantero piurano.

En el primer amistoso, jugado el domingo 13 de mayo, los españoles se impusieron por un contudente 4-1 a una desconocida selección peruana. Los goles para los españoles fueron marcados por Seminario, en dos oportunidades, Andaluz y Marcelino. Para los peruanos descontó el atacante Hugo Lobatón. Gran cantidad de espectadores se hicieron presente en el Estadio Nacional pero se fueron decepcionados por esta deslucida derrota. Lo más resaltante de este accidentado encuentro se produjo cuando un furibundo hincha ingresó al campo para atacar al árbitro Yamasaki por sacar a la "vedette" del encuentro: Juan Seminario.

El escándalo se encendió casi al finalizar el primer tiempo por la decisión del juez de expulsar al loco, quien en una jugada agredió en el suelo al defensa peruano Bravo. El incidente felizmente no llegó a mayores, a pesar de que el árbitro fue perseguido por una turba de casi 200 personas, pues llegó a tiempo el resguardo policial. Las cerca de treinta mil personas apostadas en las tribunas rugían sin cesar ya que el árbitro Yamasaki había dado por suspendido el partido y los jugadores españoles no querían regresar a la cancha por falta de garantías.

La Federación Peruana de Futbol, por "salvar" el espectáculo, convenció a los españoles de regresar al campo y terminar el partido. Los amenazó con no repartirles la taquilla o mandarlos detener si es que no deponían su decisión de no volver. También se determinó, en un hecho insólito y contrario a las reglas del juego, que para el segundo tiempo los expulsados Seminario y Bravo regresaran al campo pero con otro árbitro. Fue increíble que la presión del aficionado peruano por ver nuevamente en el terreno de juego a Seminario haya prosperado. Es quizás el único jugador en el mundo que retornaría al campo de juego luego de expulsado.

La revancha contra el Zaragoza se produjo tres días después en un discreto partido. La selección peruana, con algunos cambios en defensa, se reivindicó ante su público con una victoria de 3-1 que sirvió para levantar su alicaída imagen. Los goles fueron convertidos por "Pitín" Zegarra, en dos ocasiones, y Flores. Descontó para los españoles Chapella. A la semana siguiente la selección peruana se enfrentaría por segunda vez en su historia a los ingleses en el Estadio Nacional. Qué tales tiempos!


El “loco” Seminario era catalogado por la prensa extranjera como una de las grandes figuras del fútbol europeo

Alineaciones del primer amistoso

Ataque peruano conformado por "Pitín" Zegarra, Nieri, Flores, Uribe y Montalvo

Delantera del Zaragoza integrada por Miguel, Duca, Martínez y Lapetra

El escándalo se encendió al finalizar el primer tiempo por la expulsión de Seminario, quien agredió al defensa peruano Bravo

Una turba de casi 200 hinchas intenta agredir al árbitro Yamasaki. El incidente pudo llegar a mayores

Andaluz a los 10' min. del ST de remate cruzado pone el 2-0 a favor del Zaragoza

Seminario anota el segundo de su cuenta y puso el 4-0 a los 35' min del ST


El segundo amistoso, jugado 3 días después, fue favorable a Perú por 3-1.
El experimentado defensa Fleming despeja el peligro de su área

El peruano Zevallos que debutaba con la selección falla un gol debajo del arco español

Chapella anotaba el empate transitorio a los 41' min. del PT

El peruano Flores a los 6' min. de la etapa complementaria anota el 2-1 tras grueso error del portero Pignol