miércoles, 30 de mayo de 2012

Las temporadas internacionales de futbol en el antiguo Estadio Nacional


(La Prensa viernes 09 de enero de 1970) 

Las temporadas internacionales en el antiguo Estadio Nacional. El Estrella Roja de Belgrado de gira en Lima por tercera vez en 1970.


Por Ernesto Moreno Ampuero

En la historia del futbol peruano durante gran tiempo se hicieron tradición las famosas temporadas internacionales en el antiguo Estadio Nacional de Lima. En ellas, los principales cuadros de la capital, llámese Sporting Cristal, Universitario, Alianza Lima o Deportivo Municipal, se enfrentaban en torneos cortos a los diversos representativos mundiales que llegaban a nuestro país gracias a sus giras futbolísticas por Sudamérica.

Así, desde mediados del siglo pasado y hasta aproximadamente fines de la década de los 80’, no fue extraño ver a grandes equipos y jugadores sudamericanos como europeos en grandes encuentros en nuestro primer escenario deportivo. Notables futbolistas como Pelé, Garrincha, Didí, Amarildo, Mario Zagallo, Quarentinha, Nilton y Djalma Santos, Adolfo Pedernera, Oscar Míguez, Franz Beckenbauer, Eusebio, Gerd Müller, Lev Yashín, entre otros, desfilaron por el Perú mostrando lo mejor de su futbol. A inicios del año 60’, por ejemplo, grandes clubes del futbol sudamericano como Palmeiras, Vasco da Gama, Santos, Botafogo, Boca Juniors y River Plate jugaron en Lima en el lapso de un mes! Los aficionados limeños emocionados por las gratas visitas de las estrellas del futbol mundial de la época acudían en masa para ver los partidos que sostenían ante los clubes peruanos.

Tampoco fue insólito presenciar giras de equipos europeos como el Zaragoza y Barcelona de España, el Nápoli de Italia, el Colonia y  Bayer Münich de Alemania, el Dínamo de Zagreb, el Spartak Trnava de la ex Checoslovaquia, el Benfica de Portugal o el Dínamo de Moscú. Una de ellas fue la del Estrella Roja de Belgrado, el más grande equipo de la extinta Yugoslavia.

La década del 60’ fue una de las más gloriosas para el futbol yugoslavo pues dos veces llegó a la final de la Eurocopa. En 1960 alcanzó la medalla de oro en las Olimpiadas de Roma y en 1962 fue semifinalista del Mundial de Chile. El poderoso equipo europeo, reconocido como el club más exitoso de la ex Yugoslavia, nos visitó por tercera vez en enero de 1970 como parte del tour que los balcánicos tuvieron por esta parte del continente. Anteriormente lo habían hecho en dos ocasiones. Este equipo es el más tradicional de lo que actualmente conocemos por Serbia. También el más exitoso pues ha conquistado 25 campeonatos de su liga local. La más grande hazaña de su historia fue el titulo de la Liga de Campeones de Europa y la Copa Intercontinental, ambos logros obtenidos en 1991.

Aquella tercera visita del Estrella Roja a nuestro país contó nuevamente con la presencia de Dragan Džajic, uno de los más importantes jugadores del club balcánico y de la historia del futbol yugoslavo. Se trató de un formidable jugador, capitán de su selección, que contaba con unas condiciones futbolísticas notables, las que el mismo Pelé reconoció en su momento: "Džajic es el milagro de los Balcanes, un verdadero mago. Lamento que no sea brasileño porque nunca he visto un futbolista parecido". Este destacado futbolista que jugaba de atacante por los extremos fue considerado el tercer mejor jugador europeo en 1968 por la excelente participación que cumplió con su país en la Eurocopa de ese año.

Los yugoslavos llegaron a Lima los primeros días de 1970 y pactaron dos partidos amistosos, uno ante Universitario de Deportes y otro ante Deportivo Municipal. Para los peruanos este encuentro sirvió de preparación para su participación en la Copa Libertadores de ese año. Aunque también era visto como una  revancha pues el año anterior habían sido goleados estrepitosamente por 7-2 ante este mismo equipo europeo. Los cremas, a la sazón flamantes campeones de 1969, tuvieron que afrontar el amistoso con bajas pues algunos de sus titulares entrenaban con la preselección de Didí de cara al mundial mexicano de ese año. Así, por el lado peruano destacaban el defensa Héctor Chumpitaz, Nicolás ‘el Cordovés’ Fuentes, José Fernández, el volante Roberto Chale y el delantero Héctor ‘el Loco’ Bailetti. Asomaba la juvenil figura de Percy ‘el Trucha’ Rojas.

El cuadro de Belgrado, bicampeón de su liga por entonces, no solo presentaba como  máxima figura al ‘mago’ Džajic _ apelativo dado por la prensa a debido a su gran talento con el balón_ sino también a grandes jugadores de la ex Yugoslavia como Jovan Acimovic, Zivorad Jecvtic, Vojin Lazarevic y el portero Ratomir Dojnovic.

El partido se jugó la noche del jueves 8 de enero en el antiguo Estadio Nacional. A nuestro primer escenario deportivo concurrió gran cantidad de público debido a las expectativas que generó la prensa deportiva. El aficionado peruano mostró interés por ver en acción nuevamente a Džajic y al poderoso cuadro yugoslavo ante los peruanos. El match se inició a las 9:30pm y lo dirigió el recordado árbitro peruano Enrique Labó.

Los europeos aprovecharon el desconcierto inicial de la zaga local para ponerse en ventaja a los 16’ min. por obra de Lazarevic, quien de potente cabezazo puso el 0-1. El arranque no fue bueno para los peruanos que se vieron superados rápidamente por el efectivo y potente juego físico de los yugoslavos. El ‘mago’ Džajic se mostró imparable y no podía ser controlado por los peruanos gracias a sus típicas jugadas en ataque. Los espectadores pensaban lo peor y que se repetiría la sonada goleada pasada, aún fresca en sus memorias. Sin embargo, pasado el mal rato de la defensa con sus constantes errores, los cremas se supieron reponer y empataron el partido a los 33’ min. mediante un tiro libre ejecutado por Chumpitaz luego de una discutida falta. La alegría de los peruanos se alargaría pues casi al finalizar la primera etapa nuevamente Chumpitaz ponía el marcador 2-1. El ‘granítico’ a los 44’ min. anotaba su segundo gol esta vez de penal tras falta de Rajkovich sobre Bailetti cuando éste se encontraba solo frente al arco a punto de marcar.

En el segundo tiempo se produjo el tercer y tranquilizante gol de los peruanos. A los 13’ min. el delantero Enrique Cassaretto aprovechó una pelotera en el área yugoslava para sentenciar el partido 3-1. Las claves de la victoria estuvieron en no jugarle de igual a igual a los europeos que por despliegue físico superaban a los peruanos sino en base a individualidades, habilidad y toque corto frente al juego largo yugoslavo.

La tercera visita de los europeos se cerraría dos días después en el mismo Estadio Nacional con un contundente triunfo ante el Deportivo Municipal pese a que se contó con los refuerzos de Próspero Merino, hábil puntero derecho y Eduardo Schabauer, ambos atacantes provenientes del Juan Aurich. El partido se jugó la noche del sábado 10 de enero ante más de diez mil espectadores y lo dirigió Alberto Tejada (padre). El Estrella Roja con un discreto partido se despidió del Perú derrotando por 2-0 al carismático equipo de Municipal que contó entre sus filas con el joven Hugo Sotil, Orlando Guzmán 'el motorcito' y Nemesio Mosquera entre otros. Los goles para el cuadro yugoslavo los marcó Lazarevic en dos ocasiones. El 1-0 lo marcó de cabeza a los 18' min. del primer tiempo. El 2-0  a los 26' min. tras aprovechar un rebote de la defensa edil.


Alineaciones: universitario 3-1 Estrella Roja



A los 33' min. del PT Chumpitaz de tiro libre pone el 1-1

Chumpitaz anotó dos goles       Dojnovic arquero del Estrella Roja


sábado, 12 de mayo de 2012

Los inauguración del Estadio Monumental de la UNMSM en 1951

La Crónica, domingo 13 de mayo de 1951


Desfilaron numerosas delegaciones de las escuelas superiores y militares

Calificado en su momento como una magna obra de adelanto urbanístico y deportivo, el Estadio Monumental de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, o simplemente Estadio Universitario, fue inaugurado por el presidente Manuel A. Odría un domingo 13 de mayo de 1951 en medio de la algarabía y júbilo del público asistente con motivo de las celebraciones por el cuarto centenario de fundación de la universidad «Decana de América».

Los estadios en Lima a mediados del s. XX

De acuerdo con el historiador Juan Luis Orrego, hasta iniciada la década del 50’ del pasado siglo, la ciudad de Lima solo albergaba dos estadios de cierto renombre: el viejo Stadium Nacional _de madera y en remodelación para el Sudamericano de 1953_ y el pequeño Estadio del Círcolo Sportivo Italiano _llamado anteriormente Víctor Manuel III_ por lo que la edificación de este estadio adquirió un trascendente significado en la vida deportiva del país. La realización de esta imponente obra está enmarcada dentro del «boom» arquitectónico que experimentaba la capital en aquel entonces. Así, la «fiebre» de construcciones que se dio durante el Ochenio (como los grandes ministerios, las Unidades Vecinales, las Grandes Unidades Escolares) eran clara muestra de la serie de cambios que atravesaba el Perú. Estas obras evidenciaban el progreso y modernidad de la capital y tenían también como objetivo de fondo lograr identidad entre los ciudadanos para con el régimen odriísta legitimándose de esta manera su gobierno de facto.

El Estadio Monumental, el más grande del país

Al inicio, señala el historiador Jaime Pulgar-Vidal, lo construyeron para que sea el nuevo estadio Nacional, hasta que alguien en el gobierno cambió de parecer y decidieron remodelar el viejo Nacional. El estadio construido, así como el terreno circundante se lo otorgaron a la UNMSM.

Este moderno escenario, que contaba con 36 graderías de concreto y dos túneles de acceso a las canchas deportivas, inicialmente tenía como destino las actividades estudiantiles en particular pero luego tuvo mayor protagonismo al permitir el mayor desarrollo de muchas actividades deportivas en general. Fue el primero del país con mayor aforo pues se construyó para recibir a 70 mil personas superando así en capacidad al viejo Estadio Nacional. 

Los gestores de la imponente obra

Destacable fue la labor realizada por los ingenieros peruanos Francisco Sariquiey, Antonio Ordóñez y Luis Pomareda en la construcción del recinto deportivo pues milagrosamente y contra todo pronóstico estuvo terminado en 3 meses sobre los terrenos que actualmente forman la Ciudad Universitaria, en lo que se antiguamente se llamaba Chacra Ríos.

La inauguración oficial como homenaje por el IV Centenario

La ceremonia inaugural empezó a las 10 de la mañana y estuvo presidida por el entonces Ministro de Educación en representación del presidente Odría. Fue presenciada por miles de personas entre autoridades universitarias, estudiantes, delegaciones extranjeras, invitados de honor y público en general quienes a pesar del intenso calor se dieron cita en buena cantidad. Seguidamente se dio inicio a las diversas festividades que se habían programada para tal ocasión. Desfilaron por la pista atlética numerosas delegaciones de las distintas escuelas superiores y militares como el colegio militar Leoncio Prado y de algunos colegios particulares. Después de la bendición del Estadio por Monseñor Anselmo Alvareda, representante del Sumo Pontífice se dieron los discursos del Dr. Víctor Boettner, Ministro de Educación del Paraguay, y de Carl H. Johnson, director del Departamento de Educación Física. Luego se dio fin al programa con demostraciones deportivas de atletismo, gimnasia, bailes clásicos y folklore.

Esta joya arquitectónica a lo largo de sus 63 años fue testigo numerosas veces de espectáculos deportivos no exclusivamente futbolísticos pero creo que aún no ha sido usado en su real dimensión para la práctica del futbol profesional por los problemas de acceso y evacuación que tiene la gran cantidad de gente que asiste al haber sido construido en una zona céntrica, con pocas salidas a la calle.

A lo largo de la primera década del s. XXI fue usado como sede del club deportivo Universidad Nacional Mayor de San Marcos, también conocido como «Los Leones» de la UNMSM, equipo que desde el 2001 hasta el 2011 estuvo disputando el ascenso en la Segunda División de fútbol profesional, siendo muy recordada la meritoria campaña del 2006 en la que más cerca estuvo de lograrlo al luchar hasta la última fecha con el tradicional Deportivo Municipal.


Sin embargo, lo peor vino después. En la temporada 2011, el rector sanmarquino Pedro Cotillo Zegarra desconoció -y abandonó a medio campeonato- al equipo como parte integrante de la Universidad quitándoles el apoyo logístico y económico. A inicios del 2012 el club se sumió en  deudas impagas con sus jugadores y comando técnico por lo que finalmente fue inhabilitado por 10 años de toda competición deportiva profesional, mediante la Resolución Nº 073-CJ-FPF-2012, sanción impuesta por la Comisión de Justicia de la Federación Peruana de Fútbol.



Así informó "La Prensa" el  12 de mayo de 1951 sobre la inauguración del Estadio Universitario. Destacable fue la labor realizada por los ingenieros peruanos Francisco Sariquiey, Antonio Ordóñez y Luis Pomareda



Concurrida asistencia tuvo la ceremonia de inauguración con más de 20 mil personas



Desfilaron por la pista atlética numerosas delegaciones de las distintas escuelas superiores y militares como el colegio militar Leoncio Prado y algunos colegios particulares

Fuentes y Bibliografía

 Periódicos:

-          Diario “La Prensa”: mayo de 1951

-          Diario “La Crónica”: mayo de 1951

 Internet:

       -  Blog de Juan Luis Orrego: “Estadios de fútbol en Lima (1)”:

http://blog.pucp.edu.pe/item/34353/estadios-de-futbol-en-lima-1