sábado, 12 de mayo de 2012

Los inauguración del Estadio Monumental de la UNMSM en 1951

La Crónica, domingo 13 de mayo de 1951


Desfilaron numerosas delegaciones de las escuelas superiores y militares

Calificado en su momento como una magna obra de adelanto urbanístico y deportivo, el Estadio Monumental de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, o simplemente Estadio Universitario, fue inaugurado por el presidente Manuel A. Odría un domingo 13 de mayo de 1951 en medio de la algarabía y júbilo del público asistente con motivo de las celebraciones por el cuarto centenario de fundación de la universidad «Decana de América».

Los estadios en Lima a mediados del s. XX

De acuerdo con el historiador Juan Luis Orrego, hasta iniciada la década del 50’ del pasado siglo, la ciudad de Lima solo albergaba dos estadios de cierto renombre: el viejo Stadium Nacional _de madera y en remodelación para el Sudamericano de 1953_ y el pequeño Estadio del Círcolo Sportivo Italiano _llamado anteriormente Víctor Manuel III_ por lo que la edificación de este estadio adquirió un trascendente significado en la vida deportiva del país. La realización de esta imponente obra está enmarcada dentro del «boom» arquitectónico que experimentaba la capital en aquel entonces. Así, la «fiebre» de construcciones que se dio durante el Ochenio (como los grandes ministerios, las Unidades Vecinales, las Grandes Unidades Escolares) eran clara muestra de la serie de cambios que atravesaba el Perú. Estas obras evidenciaban el progreso y modernidad de la capital y tenían también como objetivo de fondo lograr identidad entre los ciudadanos para con el régimen odriísta legitimándose de esta manera su gobierno de facto.

El Estadio Monumental, el más grande del país

Al inicio, señala el historiador Jaime Pulgar-Vidal, lo construyeron para que sea el nuevo estadio Nacional, hasta que alguien en el gobierno cambió de parecer y decidieron remodelar el viejo Nacional. El estadio construido, así como el terreno circundante se lo otorgaron a la UNMSM.

Este moderno escenario, que contaba con 36 graderías de concreto y dos túneles de acceso a las canchas deportivas, inicialmente tenía como destino las actividades estudiantiles en particular pero luego tuvo mayor protagonismo al permitir el mayor desarrollo de muchas actividades deportivas en general. Fue el primero del país con mayor aforo pues se construyó para recibir a 70 mil personas superando así en capacidad al viejo Estadio Nacional. 

Los gestores de la imponente obra

Destacable fue la labor realizada por los ingenieros peruanos Francisco Sariquiey, Antonio Ordóñez y Luis Pomareda en la construcción del recinto deportivo pues milagrosamente y contra todo pronóstico estuvo terminado en 3 meses sobre los terrenos que actualmente forman la Ciudad Universitaria, en lo que se antiguamente se llamaba Chacra Ríos.

La inauguración oficial como homenaje por el IV Centenario

La ceremonia inaugural empezó a las 10 de la mañana y estuvo presidida por el entonces Ministro de Educación en representación del presidente Odría. Fue presenciada por miles de personas entre autoridades universitarias, estudiantes, delegaciones extranjeras, invitados de honor y público en general quienes a pesar del intenso calor se dieron cita en buena cantidad. Seguidamente se dio inicio a las diversas festividades que se habían programada para tal ocasión. Desfilaron por la pista atlética numerosas delegaciones de las distintas escuelas superiores y militares como el colegio militar Leoncio Prado y de algunos colegios particulares. Después de la bendición del Estadio por Monseñor Anselmo Alvareda, representante del Sumo Pontífice se dieron los discursos del Dr. Víctor Boettner, Ministro de Educación del Paraguay, y de Carl H. Johnson, director del Departamento de Educación Física. Luego se dio fin al programa con demostraciones deportivas de atletismo, gimnasia, bailes clásicos y folklore.

Esta joya arquitectónica a lo largo de sus 63 años fue testigo numerosas veces de espectáculos deportivos no exclusivamente futbolísticos pero creo que aún no ha sido usado en su real dimensión para la práctica del futbol profesional por los problemas de acceso y evacuación que tiene la gran cantidad de gente que asiste al haber sido construido en una zona céntrica, con pocas salidas a la calle.

A lo largo de la primera década del s. XXI fue usado como sede del club deportivo Universidad Nacional Mayor de San Marcos, también conocido como «Los Leones» de la UNMSM, equipo que desde el 2001 hasta el 2011 estuvo disputando el ascenso en la Segunda División de fútbol profesional, siendo muy recordada la meritoria campaña del 2006 en la que más cerca estuvo de lograrlo al luchar hasta la última fecha con el tradicional Deportivo Municipal.


Sin embargo, lo peor vino después. En la temporada 2011, el rector sanmarquino Pedro Cotillo Zegarra desconoció -y abandonó a medio campeonato- al equipo como parte integrante de la Universidad quitándoles el apoyo logístico y económico. A inicios del 2012 el club se sumió en  deudas impagas con sus jugadores y comando técnico por lo que finalmente fue inhabilitado por 10 años de toda competición deportiva profesional, mediante la Resolución Nº 073-CJ-FPF-2012, sanción impuesta por la Comisión de Justicia de la Federación Peruana de Fútbol.



Así informó "La Prensa" el  12 de mayo de 1951 sobre la inauguración del Estadio Universitario. Destacable fue la labor realizada por los ingenieros peruanos Francisco Sariquiey, Antonio Ordóñez y Luis Pomareda



Concurrida asistencia tuvo la ceremonia de inauguración con más de 20 mil personas



Desfilaron por la pista atlética numerosas delegaciones de las distintas escuelas superiores y militares como el colegio militar Leoncio Prado y algunos colegios particulares

Fuentes y Bibliografía

 Periódicos:

-          Diario “La Prensa”: mayo de 1951

-          Diario “La Crónica”: mayo de 1951

 Internet:

       -  Blog de Juan Luis Orrego: “Estadios de fútbol en Lima (1)”:

http://blog.pucp.edu.pe/item/34353/estadios-de-futbol-en-lima-1


2 comentarios:

  1. Es muy lamentable la situación hoy en día del estadio de la decana de américa , que ya no tenga un fin deportivo , por lo contrario sea usado para eventos extra deportivos que alteran la tranquilidad de los estudiantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y no solo ello, el equipo universitario lastimosamente está inhabilitado por 10 años de toda competencia deportiva.

      Eliminar

Añade un comentario a esta entrada