sábado, 9 de abril de 2011

“O rei Pelé” y el Santos en el Perú por la Libertadores de 1965

El Rey Pelé en el Nacional

(El Comercio, 26 de febrero de 1965, portada)

Edson Arantes do Nascimento “Pelé” es reconocido por la FIFA como el futbolista más grande de todos los tiempos por ser el máximo goleador de la historia. Dotado de una envidiable técnica para jugar al futbol este talentoso mediapunta brasilero fue tricampeón con la “verdeamarela” en los mundiales de Suecia 1958, Chile 1962 y México 1970. A nivel de clubes, con su querido Santos de toda la vida, también obtuvo numerosos campeonatos nacionales e internacionales en Sudamérica. De todas las estrellas del balompié mundial que pisaron nuestro Estadio Nacional, el legendario Pelé ha sido, sin duda alguna, la más brillante de ellas. En varias ocasiones, sobre todo en la década de los 60’, este genio del balón visitó tierras limeñas, como en las acostumbradas temporadas internacionales de verano. La tercera visita de la “Perla Negra” al Perú _previamente había llegado en 1960 y 1964_ se produjo el viernes 29 de febrero de 1965 y fue para disputar un partido ante Universitario en una de las primeras ediciones de la Copa de Campeones _actualmente Copa Libertadores de América_. El Santos, considerado para la época como uno de los mejores equipos del mundo, arribaba con algunos bicampeones mundiales de la “Copa Jules Rimet” y del torneo interclubes como el portero Gilmar, el volante Zito, el puntero izquierdo Pepe y el mismo Pelé. Este gran equipo paulista era el candidato para llevarse por tercera vez el certamen subcontinental. Por su parte, Universitario participaba por ser el campeón peruano de 1964 y era dirigido por Marcos Calderón. Los cremas contaban con la presencia de algunos destacados jugadores nacionales como el golero Dimas Zegarra, el defensa José Fernández, los mediocampistas Nicolás Fuentes y Luis Cruzado y el delantero Ángel Uribe entre otros. Las expectativas del público peruano de ver una gran performance del Rey Pelé fueron creciendo a medida que se acercaba el día del encuentro. Las entradas se agotaron días antes del partido pues la semana anterior los cariocas con una gran actuación en Santiago golearon a la Universidad de Chile por un contundente 5-1. Este lance quedó en la historia pues hasta ese momento había roto récord de taquilla de cualquier partido jugado en nuestro primer escenario.

El match se inició a las 9:30pm y estuvo a cargo del árbitro paraguayo Rubén Cabrera. Como ya era costumbre en este tipo de encuentros Lima completa se volcó al Nacional y abarrotó con 45 mil almas sus cuatro tribunas. El partido se mostró muy intenso desde el inicio y tras un ataque fallido de los paulistas fueron los cremas los que dieron el primer golpe ante la sorpresa de los brasileros. El delantero merengue Víctor Calatayud abrió el marcador a los 6 min. tras burlar a la defensa carioca, ante la explosión de la hinchada merengue. La reacción del Santos no se hizo esperar y, pese a la asfixiante marca, este espléndido jugador mostró que lo suyo no solo era el gol sino también la habilitación. A los 15 min. Pelé luego de una gran pared con Pepe cede a Peixinho, quien bate al golero Dimas Zegarra. Nuevamente Pelé esta vez a los 39 min. entregaba un pase gol a Peixinho, quien marcó el definitivo 2-1. Casi al finalizar el primer tiempo el zaguero crema José Fernández tuvo la oportunidad de igualar el marcador pero falló el penal decisivo. El resultado para la segunda mitad no se alteraría pese a que los cremas lucharon incansablemente por empatar y replegaron al equipo paulista a su propia cancha. Fue un triunfo ajustado de los brasileros que si no fuera por la falta de contundencia de los peruanos habría terminado en un justo empate. Al finalizar el partido, rodeado de una gran cantidad de periodistas y flashes Pelé reconoció en los merengues como un cuadro aguerrido por haberles dado mucha lucha.

“Esa noche el Rey Pelé se vio impedido de realizar sus acostumbradas incursiones debido a la férrea marca de la defensa peruana que desbarató todo intento del astro brasilero” se leyó al día siguiente en El Comercio. “Pelé se quejó del juego brusco pero alabó el buen accionar merengue” titulaba La Prensa. Esto es cierto pues desde el banco merengue el técnico Calderón ordenó anular el trabajo del que era el jugador más desequilibrante del equipo rival. Al día siguiente el Rey Pelé y su séquito siguieron su rumbo por tierras sudamericanas pues su poderoso equipo tenía varias presentaciones por cumplir.


Min. 6 del PT: Calatayud elude la marca y anota el 1-0 para los cremas

Min. 39 del PT: Peixinho marca el definitivo 2-1 tras gran pase de Pelé

Min. 44 del PT: Fernández erra el penal y con ello el empate peruano

Gilmar, guardameta paulista, en excelente atajada salva a su equipo del empate

José Fernández, recio zaguero, fue el capitán de los cremas


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Añade un comentario a esta entrada